93 393 83 23 613 062 996

Retracto de comuneros

¿Que es el retracto de comuneros?

La acción de retracto de comuneros es un derecho regulado por el Código Civil y la Ley Hipotecaria que todos los copropietarios de un bien tienen de adquirir parte de la cosa común de manera preferente en caso de que cualquiera de ellos quiera enajenar su parte a un extraño, en las mismas condiciones que se hayan establecido en el contrato por el condómino vendedor.

Para poder ejercer el retracto de comuneros deben cumplirse algunas condiciones y requisitos, tal y como veremos a continuación. Por otro lado, cada comunero puede llevarla a cabo por sí mismo y, si hacen uso de ella varios, solo podrán hacerlo a prorrata de la porción que tengan en común. 

Requisitos para poder ejercer el retracto de comuneros

El primer requisito para poder ejercer esta acción es, por supuesto, que exista un proindiviso o bien común o comunidad de bienes. Además, es necesario que exista una pluralidad de propietarios con poder de disposición sobre su cuota.

Por otro lado, para poder ejercer el retracto de comuneros se ha tenido que producir la venta o dación en pago por una de las partes, es decir, que se haya transmitido el derecho de propiedad y que el comprador sea una persona ajena al proindiviso. Pero es que, además, dicha venta debe recaer sobre una porción indivisa, ya que no se puede ejercer el retracto de comuneros cuando el inmueble común se vende en su totalidad. 

Por último, la transacción ha debido realizarse a cambio de un precio.

Cómo llevar a cabo la acción de retracto de comuneros

Retracto de comuneros Para poder realizar la acción de retracto de comuneros debe existir una subrogación del comunero en la posición del tercero adquirente. Esta debe realizarse en las mismas condiciones que se hayan estipulado en el contrato de venta o en la dación en pago, tal y como dicta el artículo 1.521 del Código Civil: 

“El retracto legal es el derecho de subrogarse, con las mismas condiciones estipuladas en el contrato, en lugar del que adquiere una cosa por compra o dación en pago”.

De entrada, la acción de retracto debe realizarse por la vía judicial, aunque existen distintas sentencias que han aceptado su realización mediante notario, en el caso de que el comprador retraído acepte el retracto.

Respecto a qué notaría o juzgado acudir, este debe encontrarse en el lugar donde radica el inmueble, y es necesaria la intervención de un procurador y un abogado. 

Se siga la vía que se siga, el plazo para ejercer el retracto es de nueve días a partir del registro de la venta en el Registro de la Propiedad o desde el momento en el que el comunero o comuneros implicados hayan sido informados de la venta. 

Por último, el Código Civil dicta que el retracto de comuneros excluye al de colindantes.

En este punto cabe además retomar el hecho de que si hay más de un comunero que quiere ejercer la acción de retracto, solo podrán hacerlo por la parte proporcional de su cuota dentro del proindiviso. No obstante, cada uno podrá ejercer el retracto para sí mismo de manera independiente al resto y sin que estos deban intervenir. 

¿Qué sucede después de la acción de retracto?

En caso de que la persona compradora aceptara retraerse de la operación, el comunero que ha promovido la acción deberá devolverle el dinero de la venta, los gastos de escrituración, del contrato y de la inscripción registral, los impuestos y cualquier otro pago o gasto derivado de la transacción.

No obstante, la jurisprudencia admite que se pueda realizar una consignación del precio o que se pueda constituir una caución para garantizar la consignación en cuanto al precio y los gastos.

Derecho de retracto de comuneros

El derecho de retracto de comuneros es una figura jurídica que permite a un miembro de una comunidad de propietarios comprar la parte de otro miembro si este decide venderla a un tercero. Este derecho surge con el objetivo de evitar la entrada de extraños en la comunidad y preservar la armonía y unidad de la misma.

El retracto entre comuneros se rige por varios principios. Primero, cuando uno de los miembros de la comunidad decide vender su parte, los demás miembros tienen el derecho preferente de adquirirla. Segundo, el precio de venta debe ser el mismo que el ofrecido por el tercero interesado. Y tercero, el plazo para ejercer este derecho suele ser de treinta días desde que se tiene conocimiento de la venta.

Para ejercer el derecho de retracto, es imprescindible cumplir con ciertos requisitos:

  • El bien en cuestión debe ser una cosa común indivisible o que no pueda dividirse sin detrimento.
  • El comprador debe ser un tercero ajeno a la comunidad.
  • El retracto debe ejercerse dentro del plazo legalmente establecido.

En conclusión, el retracto de comuneros es un derecho esencial para preservar la coexistencia pacífica y la unidad en una comunidad de propietarios. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este derecho puede variar dependiendo de las leyes y regulaciones locales, por lo que siempre es recomendable buscar asesoría legal antes de proceder.

Retracto comuneros plazo ¿Cuánto es el plazo?

El retracto de comuneros es un derecho que asiste a los co-propietarios de un bien inmueble, permitiéndoles adquirir la parte vendida a un tercero antes que éste. En cuanto al plazo, es importante mencionar que la ley estipula un tiempo específico para ejercer este derecho.

Según el artículo 1522 del Código Civil español, el plazo para ejercer el derecho de retracto entre comuneros es de nueve días. Este plazo comienza a contar desde que el comunero conoce la venta realizada a favor del tercero. Es importante destacar que la ley no precisa que este conocimiento deba ser formal, por lo que puede ser por cualquier medio.

En caso de que el comunero decida ejercer su derecho de retracto, debe hacerlo ante el vendedor y el comprador por medio de una notificación fehaciente. Este proceso puede ser complicado y requiere de la asesoría de un experto legal para garantizar su correcta ejecución.

Finalmente, es importante mencionar que si el comunero no ejerce su derecho de retracto en el plazo de nueve días, se entiende que renuncia a este derecho. Sin embargo, existen circunstancias que pueden modificar este plazo, como la ocultación de la venta por parte del vendedor, entre otras situaciones.

Retracto de copropietarios

derecho de retracto de comuneros El retracto de comuneros es un derecho que se otorga a los copropietarios de una propiedad, permitiéndoles adquirir la parte de la propiedad que uno de los comuneros ha vendido a un tercero. Este derecho tiene como objetivo preservar la integridad y evitar la división de la propiedad común.

Generalmente, el derecho de retracto se puede ejercer dentro de un plazo específico después de que se haya realizado la venta. No se puede utilizar este derecho si el comprador es otro comunero, ya que la ley protege el derecho de los copropietarios a vender sus partes a otros copropietarios.

Para ejercer el retracto de comuneros, el copropietario debe notificar su intención al vendedor y al comprador, generalmente por escrito. También debe estar dispuesto a pagar el mismo precio que el comprador pagó por la parte de la propiedad. Si hay varios copropietarios interesados en ejercer el derecho de retracto, se debe dar prioridad a aquel que ya posee una mayor parte de la propiedad.

El retracto de comuneros es un aspecto importante de la ley de propiedad que protege los derechos de los copropietarios. Sin embargo, puede ser un proceso complejo y es recomendable buscar asesoramiento legal para entender completamente sus derechos y obligaciones.

Es importante notar que el retracto de comuneros no aplica en todas las jurisdicciones y puede estar sujeto a diferentes reglas y regulaciones dependiendo de la ubicación de la propiedad. Siempre es aconsejable consultar con un profesional legal en su área para obtener asesoramiento específico.

Derecho de retracto copropietarios

El derecho de retracto es una figura jurídica que permite a un copropietario adquirir una propiedad, que otro copropietario ha vendido a un tercero, en las mismas condiciones en las que se realizó la venta original. Este derecho surge en situaciones de copropiedad, como puede ser el caso de una herencia, en las que un copropietario decide vender su parte sin consultar o sin el consentimiento de los demás copropietarios.

En el Código Civil español, el derecho de retracto de comuneros se encuentra regulado en los artículos 1520 y 1521, que establecen que en caso de venta de un bien común, los demás copropietarios tienen un plazo de nueve días para ejercer este derecho una vez que se enteren de la venta. Sin embargo, si el comprador ha ocultado la venta, el plazo comienza a contar desde el día en que se descubre la ocultación.

Para ejercer el derecho de retracto, el copropietario debe notificar al vendedor y al comprador su intención de hacer uso de este derecho, y posteriormente debe realizar el pago del precio en las mismas condiciones en las que se realizó la venta original. Es importante mencionar que el derecho de retracto no puede ejercerse si el comprador es otro copropietario.

En resumen, el derecho de retracto de comuneros es una herramienta jurídica que protege los intereses de los copropietarios frente a la venta unilateral de una propiedad. Este mecanismo permite mantener la integridad de la propiedad común y evitar su fragmentación.

Retracto de colindantes

El retracto de colindantes es un derecho legal que permite a los propietarios de propiedades adyacentes a una que se vende, adquirirla en las mismas condiciones que el comprador original. Este mecanismo funciona como un mecanismo de protección contra la fragmentación excesiva de la propiedad y permite mantener la integridad de la tierra en zonas rurales y agrícolas.

Este derecho de retracto se activa cuando se realiza una venta y el propietario de una propiedad contigua no ha tenido la oportunidad de comprarla primero. El plazo para ejercitar este derecho es de 30 días desde que el colindante tuvo conocimiento de la venta. No obstante, en algunas jurisdicciones este plazo puede variar.

Para ejercer el retracto de colindantes, el interesado debe notificar al vendedor y al comprador su intención de adquirir la propiedad en las mismas condiciones que la venta original. Esta notificación debe realizarse por medio de un procedimiento legal formal, que garantice su validez y efectos.

A pesar de que el retracto de colindantes puede parecer un obstáculo para la venta de propiedades, en realidad, es una herramienta legal que garantiza el respeto a los derechos de los propietarios de tierras contiguas. Es importante que los propietarios estén conscientes de este derecho y sepan cómo y cuándo pueden ejercerlo.

En resumen, el retracto de colindantes es una figura jurídica que protege a los propietarios de tierras adyacentes, permitiéndoles adquirir propiedades a la venta en las mismas condiciones que el comprador original. Este derecho tiene como objetivo preservar la integridad de las propiedades y evitar su fragmentación excesiva.

Plazo retracto colindantes

El plazo de retracto colindante es un aspecto crucial en el derecho de retracto de comuneros. Este se refiere al período de tiempo que tiene un colindante para ejercer su derecho a comprar una propiedad antes que un comprador externo, una vez que el propietario ha decidido venderla. En general, este plazo está establecido en treinta días desde que el colindante ha sido notificado oficialmente de la intención de venta.

Es importante tener en cuenta que este plazo de treinta días es inalterable y de obligado cumplimiento. Si el colindante no manifiesta su intención de comprar la propiedad en este período, perderá su derecho a retracto. Además, esta regla se aplica incluso si el comprador externo ofrece un precio mayor por la propiedad.

Para ejercer el derecho de retracto colindante, es fundamental que el colindante sea consciente de la venta. Para ello, el propietario de la propiedad en venta debe notificar oficialmente al colindante de su intención de vender. Si no se realiza esta notificación, el colindante puede ejercer su derecho de retracto incluso después de que el plazo de treinta días haya pasado.

En resumen, el plazo de retracto colindante es un elemento clave en el derecho de retracto de comuneros. Este provee a los colindantes un período de treinta días para decidir si quieren ejercer su derecho a comprar la propiedad antes que un comprador externo.

CONTACTAR
close slider
1 Step 1
keyboard_arrow_leftPrevious
Nextkeyboard_arrow_right
FormCraft - WordPress form builder