93 393 83 23 617 25 92 78

¿Qué es un Proindiviso?

El término proindiviso aparece a menudo cuando hablamos de divorcios y separaciones y, sobre todo, herencias. Sin embargo, no siempre queda claro qué significa este concepto. Y eso es algo que vamos a resolver en las siguientes líneas. Sigue leyendo y descubre el significado de proindiviso.

Oferta en 24 horas

En un plazo de 24 horas tendrás una oferta y en pocos días podrás firmar la venta.

Precio justo

Puedes estar tranquilo, la oferta de compra será adecuada y justa a tu situación y no tendrás ningún compromiso.

Líderes del mercado

Contamos con más de 20 años de experiencia como los líderes del mercado.

Significado de proindiviso 

¿Qué es un proindiviso?

Proindiviso proviene del latín y significa “que no se puede dividir”, y es un concepto jurídico que se utiliza para referirse a aquellos bienes que tienen varios propietarios y que no pueden dividirse más que de una forma abstracta.

Esto último puede resultar un poco difícil de entender, vamos a explicarlo:

Imagina que sois dos hermanos y heredáis un inmueble. Este inmueble es una comunidad de bienes o proindiviso de vosotros dos. ¿Por qué? Porque el inmueble no se puede dividir sin afectar a la totalidad del bien y, en consecuencia, el bien desaparecería.

Esto puede tener excepciones, pero la idea es que el bien no se puede dividir y que ambos sois propietarios en igualdad de condiciones del mismo. Por lo tanto, esa división de la propiedad que existe es sólo abstracta. Tenéis “cuotas” de la misma cosa.

ok-mano

¿Cómo se forma un pro indiviso?

Un proindiviso se forma en el momento en que un bien pasa a tener varios propietarios. Esté o no declarado legalmente en algún lugar, esa cosa, si tiene varios propietarios, es un proindiviso (también llamado comunidad de bienes o condominio).

Es decir, no necesitas acudir a ningún lugar para registrarlo como tal. Simplemente, al registrar en el registro de la propiedad que una cosa (un inmueble, por ejemplo), tiene varios propietarios, automáticamente se considerará un proindiviso. 

Esto puede suceder, por ejemplo, en una herencia, como ya hemos visto. Es un bien que tenía un único propietario (o que también era un proindiviso de otros propietarios) y que pasa a tener varios propietarios al fallecer el o los anteriores.

Sin embargo, hay otras formas de formar un proindiviso. Por ejemplo, una simple compra por parte de dos personas de un mismo bien (previo acuerdo) puede conformar un proindiviso. Evidentemente, sin que la compra se realice desde alguna sociedad conjunta, en cuyo caso, el único propietario sería la sociedad.

En definitiva, hay muchas formas de formar un proindiviso. Lo único que se requiere es que la cosa pase a tener varios copropietarios, sea por la razón que sea. Con eso, ya se forma del proindiviso.

¿Qué propiedades pueden ser proindivisas?

Las propiedades que se consideran proindivisas son aquellas que no pueden dividirse físicamente sin alterar sustancialmente a la cosa en sí (llegando, incluso, a su destrucción como tal).

Por ejemplo, una vivienda de gran tamaño se considera un proindiviso porque, aunque podría dividirse físicamente y formar dos viviendas más pequeñas, lo cierto es que hacer ese cambio supondría una transformación relevante de la cosa en sí (además de la desaparición de la cosa original).

Sucede algo similar con las obras de arte. Si tienes una obra de arte como proindiviso con otra persona, no puedes partirla por la mitad, porque eso destruye la obra de arte. 

Por tanto, los proindivisos se aplican a bienes que no pueden dividirse físicamente y sobre los que sólo pueden repartirse copropiedades en un sentido abstracto.

Es decir, cuando tenemos un proindiviso sobre una vivienda, no se trata de que uno de los propietarios posea el salón y otro posea la cocina. Se trata de que ambos poseen al mismo nivel toda la vivienda en su conjunto y totalidad.

¿Es obligatorio permanecer en un proindiviso?

No. La ley ampara a cualquier persona que quiera abandonar un proindiviso. Si se participa en una comunidad de bienes y se quiere formalizar el proindiviso, se puede hacer. Y, una vez se formaliza (algo que ni siquiera es siempre necesario), uno puede hacer lo que desee con su parte. Por ejemplo, venderla.

¿Cómo se puede disolver un proindiviso?

01

Destrucción de la cosa:

Una primera causa de disolución del proindiviso es que la cosa se destruya. Evidentemente, si ya no hay cosa, ya no hay copropiedad sobre la misma y, por tanto, no hay proindiviso. Esto puede pasar si un inmueble sale ardiendo o se derrumba, por ejemplo (aunque se mantendría el proindiviso sobre el terreno).

02

Consolidación de la cosa:

En el caso de que una parte adquiera las cuotas de propiedad de los otros copropietarios, también se disuelve el proindiviso, puesto que pasa a haber un único propietario. Esto también sucede si un tercero adquiere todas las cuotas de los actuales copropietarios.

03

Renuncia de los copropietarios:

Los copropietarios pueden decidir renunciar a su cuota de propiedad, en cuyo caso ésta se repartirá entre los copropietarios que queden.

04

División de la cosa:

Por último, si todos los copropietarios están de acuerdo, la cosa se puede dividir (siempre que sea posible) y conformar dos propiedades separadas. Por ejemplo, tomando un inmueble y creando dos viviendas, una para cada anterior copropietario.

Quiero salir de mi comunidad de bienes, ¿qué hago?

Para salir de una comunidad de bienes lo primero que tienes que tener claro es que la ley te ampara, así que no tengas ningún miedo ni preocupación, ni tan siquiera si los demás copropietarios intentan ponerte palos en las ruedas.

Lo primero será constatar la existencia de proindiviso (en caso de ser necesario) y las cuotas de cada copropietario. Una vez esto se haya hecho, podrás hacer lo que desees con tus cuotas. Por ejemplo, vendérselas a un tercero.

De esta forma, estarás fuera de tu comunidad de bienes y habrás obtenido un rendimiento por la venta de tu parte de la cosa.

Como puedes ver, aunque el significado de proindiviso puede ser, en algunas ocasiones, un poco extraño y lejano, lo cierto es que es un concepto legal fundamental. Esperamos haber resuelto todas tus dudas al respecto y que lo hayas comprendido todo sobre este concepto.

CONTACTAR
close slider

CONTACTO

Dirección de la propiedad a vender(Obligatorio)
Consentimiento 1(Obligatorio)
Consentimiento 2(Obligatorio)