93 393 83 23 617 25 92 78

Proindiviso: Ventajas y desventajas

Proindiviso: Ventajas y desventajas

El concepto proindiviso es un gran desconocido. Es por ello que, incluso aunque se conozca la definición, no siempre se tiene clara su utilidad. En el artículo de hoy, vamos a hablar de las ventajas y las desventajas del proindiviso, para resolver cualquier duda al respecto.

Las ventajas de un proindiviso

A continuación, te mencionamos las principales ventajas de los proindivisos:

No tienes que hacer nada

La primera ventaja es que, si es una herencia (como suele suceder) no tienes que hacer nada. O casi nada. Pasas a tener una propiedad más en copropiedad con otras personas (tus hermanos) y no tienes que andar haciendo más trabajos.

Además, si los copropietarios estáis de acuerdo en los diferentes aspectos, podéis gestionar muy bien la copropiedad y conseguir buenos resultados económicos. Por ejemplo, podéis poner en alquiler la vivienda y repartir las rentas que se generen.

En general, cuando los copropietarios están bien avenidos, un proindiviso es un tipo de propiedad que está muy bien por la comodidad que aporta y lo simple de gestionar que es.

Cuando compráis, invertís menos

En el caso de que el proindiviso sea resultado de una compra y no de una herencia, otra ventaja clara del proindiviso es que adquieres una parte de una propiedad por un coste muy inferior al que te costaría realizar la compra completa.

En el caso de que, además, se utilice deuda para adquirir la propiedad, con una cantidad muy pequeña de dinero (por ejemplo, 20.000€ por cabeza entre dos personas) se puede adquirir una propiedad de 200.000€ que deje una renta para cada uno de 5000€ al año, con lo que se paga de sobra el préstamo recibido.

De nuevo, si las partes se llevan bien y no hay problemas, es una forma inteligente de realizar compras que, de otro modo, serían inalcanzables.

Las desventajas de un proindiviso

Y, ahora, pasemos a ver cuáles son las principales desventajas de los proindivisos:

Imposibilidad de división

El principal problema de un proindiviso es, por supuesto, que no se pude dividir. Esto implica que, en caso de que haya problemas entre las partes, se puede tener que recurrir a un juez para resolverlos. Y esto implica tiempo y dinero, además de los conflictos entre copropietarios (que, en caso de ser hermanos, es un problema serio).

En algunos casos, los proindivisos sí pueden dividirse. Es la distinción entre proindiviso y condominio que hemos hecho alguna vez (aunque no es una diferenciación formal). En estos casos, se puede resolver la situación más o menos bien.

Pero, si no existe esta posibilidad, a la que surgen los problemas, todo se complica mucho, porque una parte no puede hacer nada sin el visto bueno de la otra. Y, a menudo, no se da ese visto bueno por motivos ajenos a los económicos.

Resoluciones lentas

A consecuencia de lo anterior, todo el proceso de resolución de conflictos puede llegar a ser muy lento. Tener que hacer los trámites por lo legal y esperar a que le juez dictamine es un proceso lento, tedioso y, a menudo, caro.

Es por ello que, en muchas ocasiones, se recurre a empresas especializadas, como la nuestra, que están dispuestas a comprar una parte de una copropiedad para negociar directamente con los otros copropietarios o, en caso de ser necesario, ir a juicio.

Como puedes ver, el proindiviso tiene ventajas y desventajas y hay que conocerlas para saber si es la mejor opción para nosotros y nuestro caso particular. Esperamos que este artículo te haya ayudado a ello.

CONTACTAR
close slider

CONTACTO

Dirección de la propiedad a vender(Obligatorio)
Consentimiento 1(Obligatorio)
Consentimiento 2(Obligatorio)