93 393 83 23 617 25 92 78

¿Se puede vender una herencia?

¿A cuántas personas no les ha pasado que reciben una herencia y no saben qué hacer con ella? Quizá quieren venderla y no saben cómo. ¡Y no digamos ya si hay varios herederos de por medio! Hoy, te contamos todo sobre cómo vender una herencia, sea de forma total o por partes.

Vende sin aceptar la herencia

Compramos tus derechos hereditarios, no es necesario que aceptes la herencia.

Oferta en 24 horas

No lo dudes, solicita la oferta por tu herencia sin ningún compromiso, compramos en toda España.

Líderes del mercado

Nuestro grupo empresarial tiene más de 20 años de experiencia en el sector, puedes estar tranquilo.

Vender una herencia

¿Cómo se puede vender una herencia?

Vender una herencia es un concepto que puede ser complejo, porque tiene varias lecturas. Por ejemplo, puedes vender la cosa heredada o puedes vender los derechos a dicha cosa que se devengan a través de la herencia. 

Además, la herencia puede ser sólo para ti o puede ser, también, para otras personas (tus hermanos), en cuyo caso hay más aspectos a considerar.

En el caso de que sólo haya un propietario y se quiera vender la cosa en sí, no hay mucho problema. La venta se realiza como si de cualquier otro bien se tratase. Ahora bien, si hay varios propietarios y no todos quieren vender la cosa en sí, el asunto se complica.

Y estos son casos muy frecuentes, cabe decir. Hay que entender que las personas que heredan algo suelen ser herederos forzosos. Además, cada uno tiene situaciones diferentes, así que los intereses sobre qué hacer con lo heredado difiere de unos a otros.

Es por ello que es muy normal que, en estos casos, surjan conflictos. Y, a consecuencia de ello, también es muy normal que haya personas que quieran vender su parte de la herencia a un tercero para evitar dichos conflictos.

Vender parte de una herencia

Vender parte de una herencia no es más que un proceso por el cual cedemos nuestros derechos de herencia a un tercero a cambio de dinero. ¡Cuidado! Sólo cedemos los derechos de herencia, no la cosa en sí ni ninguna parte de ésta (puesto que no nos pertenece).

Hay que tener en cuenta que, siempre y cuando la herencia ya se haya aceptado y esté en manos de los herederos, la situación es puramente inmobiliaria. Sólo se necesita encontrar a alguien que compre la parte correspondiente.

Ahora bien, ¿quién puede estar interesado en adquirir únicamente una parte de la herencia sin poder hacerla efectiva en su totalidad? Generalmente, un inversor que está interesado en llevar a los demás copropietarios a subasta judicial para después adquirirla.

Es por ello que, aunque siempre vas a tener una presión para que vendas al mejor precio posible, no es extraño que llegues a ganar incluso más dinero del que ganarías si todos los herederos decidieran vender la propiedad y repartir el dinero (porque el inversor puede tener planes más ambiciosos y estar dispuesto a pagar esa mayor cantidad).

No es lo más habitual, pero puede darse.

¿Puedo vender mi parte de la herencia?

Como has visto en los anteriores apartados, sí, puedes vender tu parte de la herencia sin problemas. Estás en tu derecho de hacerlo porque, como determinar la ley, nadie está obligado a participar en una comunidad de propietarios.

Como dijimos, si ya se ha aceptado la herencia, la transacción es una transacción inmobiliaria sin más. Si, en cambio, aún no se ha aceptado la herencia, habrá que hacerlo para poder continuar con el trámite. Esto lo veremos en el último apartado.

¿Qué hacer cuando un hermano no quiere vender su parte de herencia?

Antes de explicar cómo funciona la venta de propiedad sin aceptar la herencia, aclaremos qué se puede hacer cuando un hermano no quiere vender su parte de la herencia.

Hay que tener en cuenta que, en esta situación, hay muchas razones por las que un hermano puede no querer vender, y cada una hay que abordarla de una forma distinta. 

Por ejemplo, es posible que ese hermano tenga una situación más desahogada que los demás y esté dispuesto a comprar las demás copropiedades. En ese caso, lo inteligente sería negociar un buen precio y ya está.

Pero también puede suceder que no quiera vender por alguna otra razón que no parece tener mucho sentido, y, en esos casos, es necesario recurrir a otras actuaciones. Siempre es preferible tratar de resolver estos problemas en casa, pero, si no es posible, en última instancia, se puede recurrir a la subasta judicial.

Cuando un hermano no quiere vender la propiedad a un tercero, ni tampoco comprar las partes de los demás, se puede recurrir a la venta judicial en pública subasta. De esta forma, el hermano que no quiere vender se ve obligado a hacerlo.

Esto puede generar problemas de muy distinta índole (desde pérdida de tiempo hasta conflicto personales entre los hermanos), por lo que una buena opción es vender la copropiedad de uno o más hermanos a un tercero que se dedique a este tipo de inversiones y que sea él quien se encargue de llevar a cabo ese procedimiento.

 

Vender propiedad sin aceptar herencia

Ahora bien… ¿Y si no hemos heredado todavía? Lo cierto es que no es posible vender una propiedad sin aceptar la herencia. Por ello, para vender tu parte de la herencia tendrás que aceptarla previamente. Para esto no necesitas el consentimiento de los otros herederos.

Es decir, puedes aceptar tu parte de la herencia y venderla, y, si los demás hermanos no aceptan la herencia (por la razón que sea) eso no supone un problema para el comprador. 

Por supuesto, antes de que aceptes la herencia conviene que conozcas bien la situación de lo que vas a heredar. Quizá tus hermanos no la quieren aceptar porque las deudas no compensan los activos. Y, si es así, tampoco vas a encontrar un comprador.

Por tanto, conviene ir con cuidado.

Pero, en resumen, si quieres vender tu parte de una propiedad heredada, al final sólo tienes que acudir a una transacción inmobiliaria. Si ya has aceptado la herencia, sin mayor dificultad. Si aún no lo has hecho, sólo tienes que aceptarla. 

Como puedes ver, vender una herencia es posible, aunque hay que tener diferentes aspectos en cuenta. Esperamos que, con esta guía, te hayan quedado resueltas todas tus dudas y sepas qué hacer con esa herencia que ha caído en tus manos sin esperártelo.

CONTACTAR
close slider

CONTACTO

Dirección de la propiedad a vender(Obligatorio)
Consentimiento 1(Obligatorio)
Consentimiento 2(Obligatorio)